¿Necesito lágrimas artificiales? Síndrome del ojo seco

Publicado el : 14/03/2019 15:29:27
Categorías : Salud Visual

Hola me gustaría contarte algo sobre el ojo seco y como podemos desde la óptica ayudarte. Actualmente parece que a todos se nos secan los ojos ,sin distinción de edad y tenemos los ojos más pesados cuando nos levantamos por la mañana.

Parece que la lagrima artificial irrumpe en nuestras vidas, pero ¿realmente hace falta?

Algunas personas o no producen suficientes lágrimas o sus lágrimas no tienen calidad suficiente como para mantener sus ojos sanos y confortables. Esta condición es lo que se conoce como ojo seco. La producción de lágrimas disminuye a medida que envejecemos y es más frecuente la afección en mujeres, sobre todo después de la menopausia. 

Los nuevos estilos de vida y ciertos hábitos muy extendidos, como el uso de pantallas de ordenador, el uso del móvil hasta entradas hora de la noche o la permanencia en ambientes secos (por aire acondicionado o calefacciones) contribuyen a aumentar la incidencia de sequedad ocular, siendo ésta uno de los motivos más frecuentes en las consultas oftalmológicas.

Cuando estamos sentados delante de un ordenador, nuestro parpadeo se reduce considerablemente, podemos estar más de 20” sin parpadear. En cada parpadeo se forma una capa de película lagrimal que recubre nuestra córnea, protegiéndola de los agentes externos, la estabilidad de la película lagrimal cuando es de buena calidad está en 11”/12”, es decir, se rompe dejando la cornea al descubieto en este tiempo.Pero si tenemos una película lagrimal poco estable ,el tiempo de rotura está en 2”/3”/4”/5” eso significa que si estamos sin parpadear delante de un ordenador más de 15 segundos la córnea queda expuesta y poco a poco a lo largo del día se va deshidratando , provocando mala visión sobre todo al final del día , picor, ojo rojo.

Y esto ya no es un problema de edad, es un problema que afecta a todos los que están mucho tiempo con pantallas de ordenador. Por eso, es necesario el uso de lágrimas artificiales y tener unos hábitos saludables frente a las pantallas y con las nuevas tecnologías y en algunos casos es necesario un tratamiento para el Ojo Seco.

Causas más comunes del ojo seco

El ojo seco puede asociarse con patologías (por ejemplo el síndrome de Sjögren) o a efectos secundarios por medicamentos comunes que reducen la secreción lagrimal, por ejemplo:

  • Diuréticos para la hipertensión arterial.
  • Beta-bloqueantes para problemas cardíacos o para la hipertensión arterial.
  • Antihistamínicos para alergias.
  • Pastillas para ayudarte a dormir.
  • Medicación para el estado nervioso.
  • Pastillas para el dolor.

Dado que estas medicaciones son a menudo necesarias, la condición de ojo seco deberá de ser tolerada o tratada con colirios llamados lágrimas artificiales.

¿Qué síntomas más habituales presentan las personas con ojo seco?

  • Ardor o escozor.
  • Sensación de sequedad.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Malestar.
  • Problemas de visión.
  • Fatiga ocular.
  • Mucha sensibilidad a la luz.
  • Picazón.
  • Secreción fibrosa.
  • Irritación excesiva con el humo o el viento.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Molestias con el uso de lentes de contacto.

Si las lágrimas del ojo  responsables de lubricar,  no mantienen el ojo suficientemente húmedo, éste se irrita, incitando a que la glándula que produce las lágrimas (glándula lagrimal) libere un gran volumen de lágrimas y en muchos casos este exceso de lágrimas rebosaría desde su ojo.Por eso cuando el ojo nos llora demasiado en ocasiones es todo lo contrario de lo que creemos, no es por que tengamos mucha lágrima sino porque la glándula lagrimal secreta más pero de peor calidad

El oftalmólogo diagnosticará el ojo seco examinando los ojos. 

¿Qué recomendaciones podemos hacer para ayudar en estos casos?

  • En ambientes secos usar un humidificador o poner un bol con agua sobre los radiadores para aumentar la humedad en el aire.
  • Ponerse gafas curvadas puede reducir la sequedad producida por el viento.
  • Evitar ambientes secos, muy calefactados, con presencia de viento.
  • Utilizar el tratamiento de ojo seco prescrito por un profesional
  • Si utilizamos lentes de contacto , el tema de la sequedad ocular es muy importante tratarlo,  para poder disfrutar de tus lentillas en cualquier actividad.Las nuevas lentillas ya se fabrican con nuevos materiales más biocompatibles con córnea y que nos permiten sentir los ojos más cómodos

¿Qué tratamientos hay para el ojo seco?

  • Lágrimas artificiales para lubricar el ojo que ayudan  a mantenerlo  húmedo. Si las utilizas sin conservantes pueden instilar tantas veces como lo necesites.
  • Lágrimas artificiales en gel para poner por la noche, ayudan a regenerar la córnea desestabilizada durante el día.
  • Toallitas de limpieza palpebral para tener la salida de las glándulas lagrimales limpia.
  • Antifaces de frio o calor según convenga.
  • En época de alergia lágrimas que relenticen el proceso y quiten los síntomas molestos de la alergia.
  • Conservar las lágrimas cerrando canales de drenaje temporal o permanentemente.
  • Otros como el suero autólogo, es empleado en oftalmología para el tratamiento del ojo seco o sequedad ocular y para el tratamiento de las úlceras y erosiones corneales. 
  • También otros métodos con uso de prescripción médica como la cilosporina resuelve los síntomas al estimular la producción de lágrima.
  • Muchos centros oftalmológicos están creando unidades de ojo seco en las que utilizan los últimos avances en terapias de ojo seco, como el Blephex. 

Descubre nuestro tratamiento base para este problema

Desde la óptica ,podemos ayudar con un tratamiento base que mejore el confort general del paciente aunque en casos ya más moderados o severos siempre deben acudir a consulta oftalmológica para un diagnóstico y posterior tratamiento y seguimiento.

Ese tratamiento base para el ojo seco consiste en:

  • Limpieza palpebral (con soluciones jabonosas o toallitas).
  • Lágrimas en gel.
  • Lágrimas artificiales, que también pueden usarse si el paciente es usuario de lentes de contacto.
  • Baños oculares muy indicados para alérgicos y usuarios de lentes de contacto.
  • Suplementos de ácidos grasos omega7 que estimulan la secreción de la glándula lagrimal y mejoran la estabilidad de la lágrima.
  • Y por supuesto, gafas de protección y de sol.

Confía en tu optometrista para un seguimiento de tu problema de salud visual

Entradas relacionadas

Compartir

Buscar en el blog